Piscina

Cuidados básicos para la piscina

Para mantener la salubridad del agua de su piscina y la limpieza de esta, hay algunos procedimientos básicos de mantenimiento que se requieren. En esta sección encontrará información sobre el uso de algunos productos para el cuidado de su piscina, y como probar que el agua de su piscina esté recibiendo el mantenimiento adecuado.
Recirculación
La Electrobomba
El corazón de todo el sistema de recirculación es la electrobomba. Esta toma el agua de la piscina y la manda a través del filtro para remover impurezas como el polvo y alguna suciedad, o residuo, antes de regresar el agua de vuelta a la piscina.
¿Cuánto tiempo deberá funcionar mi electrobomba? 
Tanto el tamaño de las tuberías, como el tamaño de la piscina, la capacidad de las bombas, y la frecuencia de uso de la piscina, juegan un rol muy importante en la determinación del tiempo que debe funcionar su bomba. Para el tiempo adecuado, todos estos parámetros deberán tenerse en cuenta, y deberá consultar con su especialista en piscinas. Ellos podrán determinar en función a las especificaciones de su piscina, la cantidad de horas necesarias de funcionamiento.
Si por algún motivo su electrobomba no está funcionando, deberá consultar a su especialista, para que pueda brindarle una evaluación, utilizar la bomba para la recirculación del agua es la mejor manera de prevenir problemas.
El Sistema de Filtración 
La función del sistema de filtración es remover cualquier desperdicio o residuo que no se haya disuelto en la piscina. Mientras que el desnatador y la trampa de pelos en la bomba juegan un papel de apoyo en el sistema de filtración del agua, el protagonista es el mismo Filtro. Si usted hace el retrolavadado del filtro de arena muy seguido, su filtro no alcanzará su potencial de limpieza y usted estará desperdiciando el agua.
La mayoría de filtros requieren un retrolavado cuando el manómetro de presión supera los 8-10 psi en limpieza. Consulte a su especialista en piscinas para un mejor entendimiento sobre la función de apoyo del desnatador y la trampa de pelos en el mantenimiento de la piscina.
Siempre será provechoso consultar su manual de uso, para mayores especificaciones relacionadas al tipo de filtro que usted tiene.
Tipos de Filtros 
Existen 2 tipos de filtros que son los más utilizados en las piscinas, para su correcto manteamiento y cuidado tanto del agua como de la salud de los usuarios.
1. Filtros de Arena: La suciedad es expulsada del filtro a través del retrolavado, o invirtiendo el flujo del agua. El filtro debería retrolavarse cuando el manómetro de presión índice de 7-10 lbs sobre la presión normal de trabajo. Los filtros de arena suelen ser más eficientes después de sus primeras recirculaciones, cuando ya tienen un poco de filtración en ellos, por lo tanto, solo deberá ser retrolavados cuando se requiera incrementar la presión.
2. Filtros de Cartucho: La suciedad necesita ser removida del filtro de cartucho cuando la presión del manómetro indica más de 7-10 lbs sobre la presión normal de trabajo. Remueva e elemento del filtro y retire toda la suciedad y desperdicios. Luego remoje el elemento en el aditivo de limpieza por lo menos por 12 horas.  Esto eliminará todos los aceites y grasas del elemento filtrante. Después de haberlo remojado, retire los cartuchos y enjuáguelos bien con agua fresca. La eficiencia máxima del filtro se logra si permite que los elementos del filtro se sequen antes de volver a instalarlos en el filtro.
Para evitar cualquier «tiempo de inactividad” para los sistemas de recirculación o filtración, es recomendable comprar un segundo conjunto de elementos de cartucho para que puedan intercambiaré durante el periodo de manteamiento.
Examinando su Piscina 
Será necesario, sobre todo durante el verano, que examine su piscina por lo menos una vez cada dos días, y durante el invierno dos veces a la semana. Es importante mantener el balance en niveles de óptimos para asegurar el bien estar de los clientes.

Elemento a Examinar

Rango

pH

7.2-7.6

Alcalinidad

120-150 ppm

Dureza del Calcio

200-250 pm (Piscinas de concreto)

Dureza del Calcio

175-225 ppm (Piscinas de Vinil)

Cloro libre

1-3 ppm

Bromo libre

3-5 ppm

Metales: Cobre

0 ppm

Metales: Hierro

0 pm

Balanceando el PH 
El pH es una medida en la que verificaremos el estado ácido o básico del agua en la piscina. El pH cada vez que es revisado deberá ser reajustado si fuese necesario.
Si el pH del agua se desplaza hacia el lado ácido de la escala, puede producirse corrosión de las superficies y el equipo de la piscina.
Si el pH del agua desplaza hacia el lado básico, la transparencia del agua se puede tornar turbia o nublada.
Utilice un elevador o reductor de pH para poder regular el pH de la piscina. A un nivel de 8.5 el cloro es solamente un 10% activo en el agua, si llevamos este nivel a 7.0 el cloro tendrá mucha mayor eficiencia, ya que estará hasta en un 73% activo, si este es llevado a un 7.5, la actividad del cloro bajará nuevamente a un 50-60%.
Mantener el pH bajo control le permitirá utilizar toda la potencial del cloro que ya se encuentra en la piscina. Para bajar el pH de la piscina utilice algún o levador reductor y siga las instrucciones de la etiqueta para la cantidad adecuada de productos que se utilizará según los resultados de los exámenes y el tamaño de su piscina.
Podría llevar una muestra de agua a su distribuidor profesional de piscinas cada 2-3 semanas para realizar una prueba y análisis completos, o también podría pedirle un Test Kit personal con usted para la evaluación de su piscina.
Nota: Siempre siga las instrucciones de la etiqueta cuando agregue productos de manteamiento de la piscina. Nunca mezcle productos a menos que sea por indicación de un experto. Si usted no se encuentra seguro sobre como usar los productos, lo mejor será que se comunique con su experto de confianza.
Dureza del calcio 
La dureza del calcio es la cantidad de calcio que se encuentra disuelta en el agua de la piscina.
Los niveles bajos de dureza de calcio pueden causar la corrosión del acabado y acortar la vida útil de los revestimientos o enchapados.
Los niveles altos de calcio pueden provocar depósitos de calcio en las superficies de la piscina, así como en los equipos de recirculación.
El rango adecuado para la dureza del calcio en el agua de la piscina es de 200 a 250 ppm (partes por millón) para piscinas de concreto y de 175-225 ppm para piscinas de vinilo.
Su experto en piscinas estará en la capacidad de aconsejarle sobre el mejor método para tratar su piscina en caso la concentración de calcio esté fuera de los rangos adecuados.
Si las pruebas indican que tiene niveles de calcio extremadamente altos en su concentración, tome una muestra del agua de la piscina, y llévela con su profesional de confianza para que las analice.
Alcalinidad total 
Para prevenir que el pH esté variando constantemente hacia el nivel ácido o básico, se debe mantener un correcto nivel de alcalinidad total.
La piscina deberá examinarse semanalmente apuntando a un total de alcalinidad de 120-150 ppm (partes por millón).
La baja alcalinidad total no solo pueda dar como resultado un rebote y fluctuaciones de pH, sino también corrosividad y la posibilidad de que las manchas aumenten.
La alta alcalinidad total también puede causar que el pH fluctúe, así como también la formación de depósitos turbios en el agua.
Para disminuir la alcalinidad total, siga las instrucciones de su profesional de piscinas, y para aumentarla deberá reforzarla según indique la etiqueta del componente de refuerzo alcalino que esté utilizando.
Metales 
No debe haber metales presentes en el agua de su piscina. Los metales pueden causar manchas en la piscina y hacer que la piscina cambie de color.
Los tipos más comunes de metales que aparecen en el agua de la piscina son el cobre, el hierro y el magnesio.
Si hay metales presentes en la piscina, se debe usar un removedor de manchas y escamas de manera regular para evitarlas. Debe determinar la fuente de la aparición de los metales y eliminarla si es posible.
Desinfectar con cloro 
Los productos con cloro estabilizado desinfectan el agua de su piscina y matan a las bacterias. Estos productos están protegidos contra la degradación de la luz solar y son un medio ideal para mantener su piscina limpia y despejada.
La mayoría de productos de cloro estabilizado están disponibles en una variedad de formas.
Su experto en piscinas deberá estar en la capacidad de poder determinar la mejor manera y tipo de programa de limpieza para sus necesidades particulares. Se debe mantener un nivel de cloro libre de 1-3 ppm en la piscina en todo momento.
Nota: Los químicos tendrán un mayor rendimiento si son añadidos después de que el sol se haya ido.
Desinfectar con bromo    
Es posible que deseen usar bromo en lugar de cloro para desinfectar su piscina, las tabletas de bromo proporcionan un método confiable para matar bacterias y mantener su piscina limpia y despejada. Para utilizar el bromo de manera efectiva deberá instalarse un bromador automático en su piscina.
Shock
Darle un choque de cloro a la piscina de manera regular es un elemento importante para mantener la piscina limpia y despejada. Los nadadores y el medio ambiente agregan desechos a la piscina que deben eliminarse regularmente para evitar problemas como algas y el agua turbia. Se necesitará incrementar el nivel de cloro a un nivel hasta 10 veces mayor que el de cloraminas en el agua.
Alguicida 
Prevenir la aparición y crecimiento de algas es clave para disfrutar de su piscina. Los alguicidas actúan como soporte a su programa de mantenimiento y previenen que aparezcan y se desarrollen estos microorganismos en su piscina. El alguicida deberá ser añadido en cada tratamiento, dependiendo de como su experto en piscina haya establecido el programa de mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *